viernes, 30 de diciembre de 2011

FRASE DE LA SEMANA




Si no te gusta algo, cámbialo.
Si no puedes cambiarlo, cambia tu modo de pensar sobre ello. (Mary Eingelbreit)

martes, 27 de diciembre de 2011

HAZLO TU MISMO

YO ME UNO, AL MANIFIESTO.

Hacer las cosas uno mismo, ademas de estimular la creatividad, es una forma de ahorrar y aprovechar nuestro tiempo.




RECICLAR PANTALONES

Aquí os dejo un vídeo muy bueno de como convertir un pantalón en un precioso bolso.
Espero que os guste


viernes, 23 de diciembre de 2011

FRASE DE LA SEMANA

Esta semana os dedico esta frase que me ha parecido muy graciosa





Así se avanza en la vida:
"Primero uno cree en Papá Noel,  luego uno no cree  en Papá Noel y al final  uno es Papá Noel"

Jou, Jou, Jou ....

¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

PIN NAVIDEÑO



Aquí os enseño el paso a paso de como realizar un bonito Pin navideño para regalar y lucir estas navidades, prendido de la solapa del abrigo o del sueter.

MATERIAL NECESARIO:



-Fieltro de colores
-Lapiz para marcar
-Plantilla de carton
Tijeras
Lentejuelas
Hilo
Aguja
Relleno tipo guata
Imperdible

PASO A PASO:

1. Dibujar el patrón sobre cartón y recortar,

 yo he dibujado un abeto,
 pero puede ser cualquier motivo navideño
 que os guste, una hoja de acebo,
 el bastoncito de caramelo, una estrella....


2.Pasar el patrón de cartón al fieltro y recortar,
 en este caso, recortaremos el árbol
 sin el tronco primero, para facilitar el trabajo.



3. Una vez recortado, se eligen dos lentejuelas 
del color que nos guste y se cosen con hilo finito
 del mismo color al árbol, por la parte 
que no estaba marcado con el lápiz.

4.Se pone el árbol encima de un trozo de fieltro 
de otro color que hayamos elegido como fondo,
 en mi caso, el marrón, para coser sobre él ,el contorno del abeto
 empezando por el lado derecho desde abajo, hasta
 el final del lado izquierdo, de manera que dejemos
 una abertura en la base para poder meter la guata con facilidad.


5. Marcar antes de rellenar el tronco en el fieltro marrón.


6. Una vez cosido hasta la base se rellena con la guata , podemos emplear el  palo del lápiz para ajustar y deslizar la guata dentro, presionando suave para que quede mullido.



6. Se termina de coser con cuidado de que no se salga el relleno y se recorta la silueta del fieltro marrón con el tronco y dejando un pequeño margen en todo el contorno del abeto que sobresalga por abajo del verde.


7. Se cose un imperdible por la parte de atrás y listo.






miércoles, 14 de diciembre de 2011

FRASE DE LA SEMANA


Si te distraes mirando hacia el pasado o hacia el futuro, no podrás disfrutar  del presente.

domingo, 4 de diciembre de 2011

TODO LO QUE QUIERES LO TIENES YA





Cuando se quiere o se desea una cosa de verdad, hay una fuerza invisible que surge desde nuestro interior, y que hace que esa cosa, sea la que sea, material o espiritual, aparezca sin importar su tamaño, la forma o la esencia de la que este hecha.

Siempre que este proceso se activa por la fuerza de nuestro deseo, ponemos en marcha toda una serie de reacciones en cadena que conducen irremediablemente a la consecución de nuestro deseo.

El problema de que no siempre obtengamos nuestros deseos reside en diferentes aspectos:

El primero y mas importante consiste en saber que es lo que realmente se desea, libre de toda culpa y toda intromisión ajena. Saber lo que queremos, puede parecer fácil, pero no estaría mal dedicar unos minutos para averiguar si lo que pensamos  esta en sintonía con la naturaleza de nuestros requerimientos..

A menudo, sin darnos cuenta abrigamos esperanzas, que mas bien podríamos llamar desesperanzas, de que va a ocurrir justo lo contrario, es decir sobre hechos y acontecimientos de tinte desagradable, que no queremos pero que tenemos tanta seguridad de que va a ser así, que nada ni nadie nos podrá convencer.
Cuando esto pasa, las probabilidades de que ocurra son tan grandes como cuando estamos seguros de que vamos a lograr algo bueno, ya que los mecanismos por los que suceden los éxitos y los fracasos en nuestras vidas son los mismos.

Pensar una y otra vez, en lo que no se desea, con esa fuerza y seguridad que nos da el convencimiento, sabiendo ya de antemano que sucederá sin remedio, es lo que le da la fuerza y el poder de hacer posible que eso ocurra. Hazte un favor y si en ese momento alguien te señala que estas en un error o que estas equivocado, deja que gane su mente y permite que tenga razón, porque lo esta haciendo mejor que tu. no seas terco ni te muestres reticente porque cuando finalmente acabes diciendo la frase de " Ves te lo dije, si es que yo ya lo sabia, estaba seguro de iba a pasar" tendrás toda la razón del mundo, pero recuerda que el responsable habrás sido tu y nadie mas que tu.

Desear las cosas que necesitamos y que sabemos que son lo mejor para nosotros y los demás, sopesar las consecuencias que se derivaran de la obtención y realización del deseo expresado, es u  buen comienzo, ya que de ello dependerá en gran medida la fuerza de nuestro pensamiento y la satisfacción plena al conseguirlo

Hay que ser conscientes de lo que estamos pidiendo o deseamos, sintiendo que es justo lo que necesitamos y que nos lo merecemos, ahuyentando la mas mínima duda y evitando que los demás influyan con sus opiniones y sus pensamientos en nuestras ideas y nuestra forma de pensar.

El segundo obstáculo es vencer la duda y alcanzar la seguridad y la certeza de que las cosas se pueden conseguir, sin importar el como ni la manera.
Cuando creemos que van a suceder cosas desagradables, no parece importarnos el como ni el porque, sencillamente estamos seguros, en esos momentos somos videntes de nuestro futuro, lo imaginamos con precisión, lo hemos visto antes de que ocurra y por eso sabemos que sucederá
Pues bien eso es justamente lo que tenemos que hacer pero a la inversa, confiar plenamente en que lo bueno se presentara, de la misma manera.
Parece mas sencillo confiar y esperar un fracaso que un éxito, pero en realidad cuesta lo mismo, necesitas dedicar el mismo tiempo, y el gasto energético es el mismo, la única diferencia esta en nuestra actitud y en la pericia de saber elegir lo mejor.

¡Todo lo quieres y deseas lo tienes ya!,
 porque al desearlo lo pones en tu mente, y al ponerlo en tu mente se hace realidad en tu vida.

"Lleva cuidado con lo que deseas, porque los deseos se cumplen"

Pensamos que los deseos son cosas buenas siempre, porque si no no serian deseos. No nos cabe en la cabeza que un deseo pueda ser malo. Pero lo cierto es que tenemos que comprender lo que encierra la palabra deseo.
Deseo es todo aquello que pensamos que va a ocurrir, deseo es todo aquello que visualizamos, que potenciamos, que le damos fuerza, todo aquello en lo que creemos, no importa si es bueno o malo, no importa si sera agradable o desagradable, es todo aquello en lo que enfocamos nuestra mente.
Deseo es albergar la esperanza de que algo va a ocurrir.

El universo no sabe si te va a gustar, si te hará bien o te hará mal, el universo responde a tu petición cargada de fe, y responde diciendo:
"Tus deseos son ordenes"

Si albergas la esperanza y con ello la certeza, de que te van a suspender, tus deseos son ordenes
Si estas seguro de que no encontraras trabajo, de que nunca encontraras pareja, de que eres feo, de que no sirves, de que eres pobre, estas enfermo, que no sanaras, que nunca tendrás una casa propia, de que esa persona es una estúpida y te trata fatal, de que te pueden robar, de que hay hambre en el mundo, de que la política es una farsa, de que el mundo es un infierno, de que tu pareja esta con otra persona, tus hijos son unos gamberros etc etc... tus deseos son ordenes.

Empieza a cambiar esto por, mi vida es maravillosa, hay suficiente para todos, el mundo es un lugar seguro, mi pareja me adora y solo desea mi bien, los políticos son buenas personas, tengo unos hijos maravillosos, la vida me sonríe, tengo suerte,.... porque estos deseos también son ordenes;
Pero no olvides ponerle la misma fuerza y seguridad, no olvides visualizarlo como haces con los otros y no olvides centrar tu atención tanto como puedas y hablar de ello una y otra vez, convenciendo a todos de que es así, igual que haces con lo otro. Dale a estos buenos deseos la misma oportunidad de existir que le das a los deseos equivocados.

Tu eres el único responsable de lo que ocurre en tu vida.
Dios no tiene la culpa de las cosas malas que suceden en la vida, ni existe la mala suerte, ni nadie te a echado un mal de ojo, ni los demás te hacen la vida imposible, ni tienen la culpa de tus desgracias.

Nos cuesta creer en Dios para las cosas buenas, pero cuando ocurre una catástrofe le echamos tranquilamente la culpa.
 Nos cuesta creer en el destino y en la fuerza del universo, pero creemos sin problemas en la mala suerte, o en el mal de ojo.

Hagamos un favor al mundo y hagámonos un favor a nosotros mismos y a los que nos rodean, concentrando nuestra atención solo en las cosas buenas, dejemos de darle fuerza a las cosas desagradables.
Potenciemos con nuestro pensamiento todo aquello que puede proporcionar paz y alegría a los demás.

Dejemos de criticar, de quejarnos, porque al hacerlo le estamos mandando una señal equivocada al universo sobre cosas que en realidad no deseamos.

Las cosas buenas, los buenos deseos surgen del corazón, que se haya en  sintonía con la fuerza del amor.
El amor es un sentimiento que nos permite ver solo lo buenos de cada persona y cada situación, y por ello es la mayor fuerza para conseguir cosas bellas y hermosas.

Pero solo el amor no basta, porque el amor se confunde a veces con compasión.
El verdadero amor no se compadece, el verdadero amor es alegre, es generoso, es bello, no ve fealdad, no ve error alguno, no se detiene en detalles tristes ni se angustia, ni padece.
El verdadero amor es neutral, no exige ni espera nada a cambio solo complace, porque es la energía mas pura y limpia que existe.
El verdadero amor es uno y todo con el sentimiento de gratitud.
Si agradeces lo que tienes, lo amas, y si lo amas deseas lo bueno.

Si estas sufriendo, si estas angustiado, triste o preocupado, es porque no estas amando de verdad, ni a ti mismo ni a los demás.

TODO LO QUE QUIERES LO TIENES YA

MI PREGUNTA ES

¿QUE ES LO QUE QUIERES?

 LA RESPUESTA DEL UNIVERSO ES

TUS DESEOS SON ORDENES
    



FRASE DE LA SEMANA


                                                                 

"Todo lo que somos es el resultado
de lo que hemos pensado"
                   
                                             Buda
                                                       
                                                                       

lunes, 28 de noviembre de 2011

FRASE DE LA SEMANA

No solo vives en un mundo
sino que también  un mundo vive en ti.

     Frederick Buechner, telling the truth

sábado, 26 de noviembre de 2011

SUPERAR EL MIEDO A VOLAR CON FLORES DE BACH

El miedo a volar o a viajar en avión es uno de los miedos más extendidos entre la población.
Aunque muchas personas se enfrentan cada día a el, por las ventajas que les reporta, lo cierto es que la mayoría consigue llegar a puerto sin contratiempos gracias al uso de tranquilizantes.
Muchos se pasan el viaje durmiendo o sedados para evitar la incómoda sensación de impotencia y miedo, que puede llegar a provocar la tan temida situación de crisis de ansiedad o pérdida de control emocional.




Pero vamos a analizar un poco más ¿qué es el miedo?
Según la Wikipedia :

"El miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable ante algo que nos asusta o creemos que nos puede hacer daño. Es provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado.  Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales, como en el ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo esta relacionado con la ansiedad"


Que es un sentimiento intenso, todos los que hemos pasado por esa situación lo sabemos. y decir que es desagradable, es quedarse corto a mi entender ya que la experiencia es de total angustia y sufrimiento.

Ahora bien, analicemos mejor lo de  " provocado por la percepción de un peligro ".
El miedo es una respuesta natural, del organismo ante situaciones de riesgo o que  atentan contra la seguridad y la vida, así como contra la paz y el equilibrio emocional y del espíritu.
Como respuesta natural, es por tanto positivo y hasta deseable, ya que gracias a el podemos evitar sufrir consecuencias dolorosas o graves. Es el arma de la precaución
Es una respuesta de adaptativa ,  de supervivencia, que nos permite actuar con rapidez y eficiencia ante situaciones adversas. Va acompañada de reacciones a nivel fisiológico como una subida de los niveles de adrenalina entre otras, pero la responsable de controlar estas situaciones de riesgo es la amígdala cerebral.. Cuando esta amígdala se activa puede desencadenar la sensación de angustia y ansiedad así como respuestas de huida, enfrentamiento o paralización.
Aunque hay muchas teorías sobre el miedo, casi todas coinciden en los puntos básicos y lo que esta claro es que el miedo comporta una situación de verdadero estrés para el organismo.

Esta claro que volar en un avión es una situación que comporta un riesgo y una amenaza real contra la vida, igual que viajar en coche, en tren o incluso caminar por la calle.
Lo que hace que el avión despierte un miedo más acentuado es la circunstancia de que uno no se puede bajar cuando lo desee ni nadie va a detener el aparato y aterrizar, en el caso de que el miedo se nos vaya de las manos. Esa sensación de impotencia de no poder huir hace que el miedo a volar sea más complicado a la hora de enfrentarnos a el.
Por lo tanto quedan pocos recursos. Tranquilizarnos y relajarnos es la única solución, ya que la razón no puede desmentir el riesgo al que nos exponemos, aunque si que puede ayudarnos a valorar que el riesgo no es tan grande ni tan grave como para alertar a todo nuestro sistema de defensa físico y emocional.

Vivir ya es un riesgo, trabajar, salir a la calle, cruzar por un paso de peatones, habitar en un piso a cierta altura, etc... no hay situación en sí misma que no comporte un riesgo por mínimo que sea.
Lo único que estamos haciendo es anticipar una situación de amenaza que todavía no ha aparecido y que es posible que jamás ocurra.
Debemos reservar nuestras fuerzas y mantener nuestro sistema de defensas intacto hasta que realmente sea necesario hacer uso de ellas. Es más práctico y más inteligente ya que si no estaremos agotando a nuestro organismo y estaremos sufriendo las consecuencias

El miedo surge por tanto, a consecuencia de un conjunto de miedos añadidos sumados a un pensamiento de tinte catastrófico y negativo.

Para enfrentarnos a él debemos adaptarnos a la situación manteniendo la mente y el espíritu en calma y aumentando el nivel de confianza en nosotros mismos y en las circunstancias que nos rodean. Nuestro pensamiento debe contener ideas positivas y nuestro ánimo ha de ser favorable a la aparición de dichos pensamientos.
Concentrarse en el objetivo final, si es un viaje, el placer de visitar un lugar nuevo, si vamos a visitar a alguien, la alegría del encuentro... Pensar en las cosas a favor que seguro superan los contras.

Disponemos de un abanico amplio de flores de Bach que pueden cubrir los distintos estados de ánimo a los que nos vamos a ver expuestos.
Yo he elegido una formula como ejemplo que puede resultar útil, si la persona se encuentra en los estados aquí descritos:

- 4 gotas de remedio Rescate: Para cubrir el estado de emergencia y de desesperación.
- 2 gotas de Mimulus: para el miedo especifico a volar, y para el nerviosismo
- 2 gotas de Walnut: para la adaptación a la situación
- 2 gotas de Gentian: para mantener el ánimo positivo y no ceder ante el primer contratiempo
- 2 gotas de Agrimony para la inquietud, la excitación, la ansiedad y el deseo de huir
- 2 gotas de Centaury: Para la debilidad, la falta de voluntad.

Trabajar con esta mezcla unas semanas o días antes de tomar el avión.
Llevar la mezcla durante el viaje.
En el momento de realizar el trayecto se pueden tomar las gotas cada 10 minutos si es preciso, hasta que desaparezca la ansiedad.







FLORES DE BACH. Principio terapéutico

Las flores de Bach comprenden 38 remedios o elixires.
Se elaboran a partir de la recogida de las diferentes flores que dan nombre a cada compuesto y se obtienen a partir de dos métodos:
El método solar y el de cocción.


Estos remedios tienen el potencial de sanar tanto a nivel espiritual y emocional como a nivel corporal.

Se basan en el principio de salud Holística.
Abarcan el proceso de curación desde todos los ángulos de la enfermedad, atendiendo no sólo a los síntomas físicos que aparecen, consecuencia de una u otra enfermedad, sino principalmente a aquellos síntomas de origen mental y más sutil que  acompañan al enfermo en el proceso y  evolución de la enfermedad.

Se basan también en el principio fundamental y universal  de que  en las hierbas de la naturaleza se encuentran los remedios necesarios para aliviar las enfermedades.

Una de las características más importantes de este sistema de sanación es que no se toma al cuerpo en consideración, ya que en él no se haya la guía hacía la elección de los remedios adecuados.
Todo lo que hay que hacer es observar las actitudes mentales del paciente que le producen insatisfacción.
Aquellas que le están robando la paz y la armonía y que le impiden  actuar y mostrarse a los demás con su verdadera forma de ser.

Hay que ignorar los síntomas físicos y centrarnos en aspectos prioritarios como:
Depresión,miedo, indecisión, impaciencia, preocupación, apatía, sumisión, censura, ira, tristeza... Todas ellas son cualidades que se hayan ausentes cuando la persona se encuentra en un estado de salud óptimo y de paz consigo mismo.



Bach Dice:

" ...Es importante que recuerden que no es el Sarampión lo que nos da la guía para el tratamiento, sino la forma en que cada pequeño es afectado; y el estado de ánimo de éstos es la guía más eficaz para saber que necesita cada paciente en particular..."

... " Y así como por medio del tratamiento con las Divinas Hierbas Medicinales estas cualidades adversas desaparecen, con su desaparición, no importa de qué enfermedad, el cuerpo se sana..."


domingo, 20 de noviembre de 2011

DISFRUTAR DEL PRESENTE







Disfrutar del momento presente tiene su arte y a menudo se nos hace cuesta arriba porque nuestros pensamientos vagan libremente sin control, a su antojo, muchas veces hacía el pasado y otras tantas hacía el futuro.

Nos angustiamos por cosas que ya han pasado, pensamos en ellas con nostálgia o nos sentimos deprimidos, cabreados, irritados, defraudados, tristes... pensando en estos acontecimientos  que nos producen todos estos estados de ánimo que bloquean nuestros sentidos y nuestra percepción del presente impidiendo que gocemos de lo que la vida nos ofrece en el momento en el que estamos y que es el que de verdad importa.

¿Dé que nos sirve recordar?

Es interesante contestar a esta pregunta con sinceridad.
Si recordar no nos trae nada bueno, no tiene sentido hacerlo.
Si nos va a crear insatisfacción o disgusto es una tarea inútil, porque no nos aportara grandes cosas, ni nos ayudara a vivir la vida mejor.

Ahora bien, recordar es una función del cerebro y por tanto hemos de pensar que si disponemos de ella es porque es necesaria y habrá que descubrir en que casos debemos utilizarla y hacerlo bien.

Recordar la información de la que disponemos para funcionar en la vida, cada día, es algo necesario y  útil para nosotros y para los demás.
Recordar los errores que cometimos, analizando las causas y cambiando actitudes y actos que nos ayuden a no  volver a cometerlos, es importante y es una de las maneras en que aprovechamos el conocimiento fruto de nuestra experiencia y por tanto uno de los aprendizajes más eficaces  que se dan en esta escuela que es la vida.

Recordar para alargar el sufrimiento, es lo que nos separa de la realidad.
Si hemos pasado por experiencias desagradables o a la contra bonitas que nos hicieron disfrutar y nos atormenta su recuerdo porque nos sentimos mal, estamos trayendo al presente un pasado que nos atrapa y que no nos deja caminar ni seguir adelante porque se convierte en una carga demasiado pesada.
El pasado esta en otro momento diferente al que estamos viviendo y ya no podemos cambiarlo, no sirve de nada regodearse y permanecer anclados en él.
El pasado no se puede cambiar, pero el presente si, por lo tanto es mejor concentrarse en el Ahora, si queremos mejorar las cosas.
La única manera de cambiar el pasado es actuando desde el presente, evitando que siga influyendo en nuestras vidas ya que al hacerlo le quitamos fuerza y conseguimos que desaparezca.

Perdonar no es otra cosa que dejar que el pasado se marche y no nos afecte.
El que perdona es humilde y yo diría que mas bien es el mas inteligente porque se libera de las tremendas cadenas que nos mantienen atados a los acontecimientos, a las personas, a las cosas.

Si nuestra mirada permanece fija en el presente, libre de recuerdos, se convierte en una mirada limpia, inocente, una mirada por estrenar, como una hoja en blanco, capaz de ver la belleza, por primera vez,  capaz de juzgar sin cargas que la condicionen y por lo tanto capaz de disfrutar y sacarle más partido a la vida.

Al sol no le importa si ayer hubo una tormenta que lo dejo oculto entre las nubes, el sigue luciendo igual de majestuoso y grandioso por la mañana iluminando el cielo de la misma manera que siempre.

Las personas no somos las mismas todo el tiempo, porque tenemos la capacidad de cambiar y adaptarnos a las circunstancias, por tanto no debemos juzgar a los otros por lo que hicieron sino darles la oportunidad que todos nos merecemos de cambiar y  de ser ellos mismos, respetando el ritmo y la manera de ser de cada uno.

La prisa y el miedo son emociones fruto de una mirada hacia el futuro.
Nos alejan del presente también.
Nos atrapan con sus redes tentadoras haciendo que perdamos muchas veces la seguridad en nosotros mismos o que adelantemos acontecimientos que no sabemos que nos traeran.
Nos llena de pre-ocupación.

Seamos conscientes del momento presente ocupando nuestra mente con los acontecimientos del día.
Disfrutando de un paseo en su total plenitud, dejando que los olores nos invadan, los sonidos, el aire, los rayos del sol o las gotas de lluvia, sintiendo la tierra bajo nuestros pies al caminar.
Hagamos que una tarea cotidiana se convierta en una tarea agradable, poniendo todos nuestros sentidos en ella, sin prisa, sin salpicarla de emociones anteriores, ni deseando emociones nuevas, aceptándola tal y como se nos presenta en ese momento.

Nos cabreamos por cosas que han pasado y por cosas que están por llegar, sin darnos cuenta de que son verdaderos ladrones de nuestro tiempo presente.
El presente es único, especial, ilimitado... disfrutemos de él y aprendamos a vivir la vida con la chispa que se merece sin añadirle elementos que la despojen de su autenticidad y su libertad.

Hazte un favor a ti y a los demás:
"No te olvides de vivir la vida y olvídate de todo lo demás"






FRASE DE LA SEMANA

De todas las ilusiones
la mas peligrosa consiste en pensar
que no existe sino una sola realidad

                      Paul Watzlawice

QUERERSE A UNO MISMO





Sentir que no se esta solo en la vida, que eres importante para alguien, que la vida sin ti no seria lo mismo porque formas parte de esa cadena humana que nos conecta a todos, y que en ella siempre hay alguien  dispuesto a ofrecerte su mano... esa es la riqueza más grande del mundo
No importa como te llames, ni donde estés, porque siempre hay alguien con quien compartir un trozo del camino, con el que poder conversar, sonreir, admirar la grandeza del universo, escuchar, bailar, llorar... alguien a quien amar.
Si crees que estas solo,es porque nos has salido a la calle y has mirado bien a tu alrededor, no has confiado en la gente, y tal vez, solo tal vez, has sentido miedo a ser rechazado.

Cuando somos capaces de querer a los demás a corazón abierto, sin esperar nada más a cambio que la dulce sonrisa en su rostro, o el calor de un abrazo, es porque hemos aprendido a querernos a nosotros mismos.

El que se quiere a sí mismo ha pasado por la experiencia de aceptarse tal y como es, con sus virtudes y con sus defectos, y es capaz de aceptar las virtudes y los defectos de los demás.
El cariño no es sólo un sentimiento de apego hacía el otro que necesita ser correspondido, el cariño, el amor es un sentimiento de respeto y de aceptación hacia uno mismo primero y después hacia los demás.

Cuando nos sentimos a gusto con nosotros mismos, nuestras emociones son hermosas, positivas, elevadas, y nos acompaña un sentimiento de felicidad que hace posible que nos mostremos hacía los demás con una postura abierta, flexible, alegre y la bondad y la tolerancia afloran hacía el exterior porque son cualidades que hemos desarrollado dentro, en nuestro interior.

El que no se acepta a sí mismo, se siente inseguro y busca en el otro el valor y la fortaleza que a él le falta.
Lo más probable es que a menudo sienta que los demás le están fallando porque no encuentra en ellos la libertad de poder ser uno mismo ya que su felicidad  depende del otro.

La felicidad es responsabilidad de cada persona. Se halla en el interior de cada ser humano como una fuente inagotable que mana del corazón y pretender que los demás nos hagan felices es pretender que sean nuestros esclavos, ya que no siempre van a satisfacer nuestros deseos.
Podemos compartir la felicidad que llevamos dentro, regalar alegría, disfrutar con los demás intercambiando momentos bellos y hermosos, pero no podemos pedirles que nos hagan felices porque seria como pedirles que nos entregaran su vida.

La felicidad y el amor no se exige, ni se compra ni se vende, la felicidad y el amor se regalan y solo el que la busca y la encuentra dentro de sí mismo es capaz de  darla.


domingo, 13 de noviembre de 2011

FLORES DE BACH EN LA MENOPAUSIA





La Menopausia no es una enfermedad, y no hay que tratarla como tal.
Cambiar la óptica es fundamental si queremos que esta etapa de nuestra vida no nos resulte tan engorrosa.
La Menopausia es un cambio a nivel corporal y emocional, comprender las causas nos ayuda a entender mejor el proceso.

El cuerpo evoluciona  y cambia adaptando sus funciones y su ritmo biológico según las necesidades y requerimientos.
Cuando la mujer llega a la madurez ya no necesita ovular, y los ovarios realizan su función de otra manera.
El propósito de engendrar un nuevo ser, queda relegado en esta etapa porque el organismo considera que ya no es apto, para llevar a cabo esta labor y eso no significa que tengamos que precipitar los acontecimientos hacía una vejez prematura.
Muchas mujeres se deprimen porque piensan que han entrado en un fase de degeneración física y se sienten frustradas  sólo de pensar en ello.
La madurez de la mujer es una edad preciosa, donde surgen nuevas oportunidades de hacer cosas diferentes y de disfrutar la vida de otra manera, tiene su encanto y hay que saber vivirla con dignidad y orgullo.

La etapa de ser madres ha pasado, pero entramos en una nueva dimensión donde si sabemos observar las ventajas que esto produce sentiremos incluso agradecimiento.
La regla es molesta, el uso de anticonceptivos ya no es necesario y tenemos la oportunidad de vivir la sexualidad y disfrutarla de una manera diferente.
Con la Menopausia se acentúa la feminidad de la mujer, nos apetece cuidarnos más y lucir nuestros encantos.
Hay quien toda la vida ha sido friolera y no ha podido llevar ropa liviana  ahora el calor se hace presente y ya no necesitamos abrigarnos ni taparnos tanto.
El calor es fuente de energía por tanto lo normal es sentirse con más animo y con ganas de hacer cosas.

Lo natural  es que nuestros hijos estén en edad de concebir sus retoños y nos den la satisfacción de disfrutar de esas pequeñas criaturas que son nuestros nietos y que alegraran nuestra vida haciendo que sintamos emociones nuevas.

Nuestra vida da un giro, pero no es peor ni mejor, solo distinto y al igual que el cuerpo tiene que adaptarse a esta nueva situación nuestra mente también.
Hay que ser positivas y agradecer lo vivido, esperando que lo que resta por vivir sera maravilloso también.
Si antes nos dedicábamos en cuerpo y alma a cuidar de nuestros hijos ahora es el momento de que cuidemos de nosotras y nos dediquemos más tiempo.

El cuerpo es muy sabio y por ello conoce lo que es mejor para cada uno en cada momento, escuchemos lo que nos tiene que decir.

No tienen porque aparecer los tan temidos síntomas, sólo porque algunas mujeres los hayan sufrido, eso depende de cada uno y de lo que te creas que puede ocurrir. Cambia tu óptica y confía más en tu cuerpo.
No hay que luchar contra la Menopausia hay que aceptarla, apoyarla y colaborar con ella.

Cuidarnos es fundamental toda la vida, pero cada etapa requiere de unos cuidados específicos.
Hacer ejercicio, consumir alimentos adecuados, cambiar hábitos, tener pensamientos agradables,  son cosas que pueden ayudar a nuestro cuerpo en este proceso vital
.
Las flores de Bach son una buena herramienta.

-WALNUT.
Es la flor de adaptación al cambio y como tal es una de las prioritarias
.
-MUSTARD.
Si aparece tristeza sin causa aparente.

-GENTIAN.
Si dudamos de si vamos a ser capaces de llevarlo bien y al menor contratiempo perdemos la esperanza y sentimos ganas de rendirnos y nos deprimimos

-CRAB APPLE:
Si nos sentimos a disgusto con nuestro cuerpo.

-CHICORY.
Si nos cuesta despegarnos de la función de los ovarios y nos deprime el hecho de no poder engendrar más hijos. Es una flor ginecológica de gran ayuda.

-HOLLY.
Si sentimos envidia del cuerpo de otras mujeres y notamos que estamos más enfadadas de lo normal. Ayuda con los sofocos.

-MIMULUS.
Si notamos que nos da miedo enfrentarnos a esta nueva situación, y tenemos temor a los síntomas típicos.

-SCLERANTHUS:
Si sufrimos de inestabilidad emocional . Ayuda con los desarreglos de la regla.

-WATER VIOLET:
Si nos aislamos y no queremos que nadie nos vea. Sentimos la necesidad de estar solas.

-IMPATIENS:
Si hay dolor, se nos adelanta la regla y nos volvemos muy irritables e impacientes.

-AGRIMONY:
Si tenemos mucha inquietud, no paramos de hacer cosas y nos dedicamos a gastar bromas sobre el asunto y no nos apetece hablar de ello con nadie.

-BEECH.:
Si notamos que tenemos una actitud de rechazo, y nos volvemos intolerantes con nuestro cuerpo y con los demás

-STAR OF BETHELHEM:
Si lo vivimos como un trauma.

-HONEYSUCKLE:
Si sentimos gran añoranza de los días pasados y de nuestra juventud. Echamos de menos el cuerpo de antes.

- HORBEAM:
Si sentimos cansancio o pereza a la hora de comenzar una tarea cotidiana-

-WILD ROSE:
Si nos sentimos apáticas y desmotivadas, sin ilusión.

-CENTAURY:
Si aparece debilidad y nos sentimos sin fuerzas suficientes para enfrentarnos al cambio

Esto es un apunte, para orientaros con  las posibles flores que están implicadas, pero siempre hay que valorar la situación personal de cada una, y elegir otras flores que no están aquí si hiciera falta


-










-


EL APEGO




Tenemos  una niña  de acogida en casa, que ahora tiene 10 años.
Lleva viviendo con nosotros desde que tenia 5 años.
Nos metimos en este proyecto de realizar acogimientos hace ya mucho tiempo y este el tercer niño que cuidamos y tenemos a nuestro cargo en situación de guarda, tutelada por  Conselleria.

El acogimiento de un menor es un tarea complicada de entender y de llevar a cabo, sin caer en el error, temido por todos, de creer que por el hecho de que estas cuidando a esa persona, ya forma parte de tus posesiones y nadie tiene el derecho de poder arrebatártelo.

Se va creando un vinculo entre el niño y la familia que lo cuida muy estrecho, y cada día que pasa se afianza de tal manera que piensas que va a ser muy doloroso cuando llegue el nefasto día en el que la familia pueda y lo quiera recuperar.

Estamos acostumbrados a poseer cosas, y personas. Cuando nombramos a nuestros seres queridos, el pronombre "Mi" aparece ligado por defecto.
Mi hijo, Mi abuela, Mi perro, Mi tío, Mi libreta... El Mi recalca continuamente el deseo de poseer y la amenaza para el que lo escucha. Es un aviso de que nos pertenece y nadie nos lo puede quitar.
Este es uno de los grandes males de la sociedad actual y de todos los tiempos, el sentimiento de posesión, o dicho de otra manera de "apego hacia las cosas y hacia las personas"

Sentir apego, no es bueno porque coarta nuestra libertad  ya que nos esclaviza al objeto o persona que sentimos como nuestra. Y a veces nos impide llegar a la realización de nuestros sueños.
Entender que las cosas no tienen dueño y que los únicos dueños de los seres vivos son ellos mismos, es el gran reto que la vida nos pone delante.

Apegarnos  a la cosas, trae como consecuencia añadida el miedo, miedo a que nos quiten lo que es nuestro, y en segundo plano, rabia, tristeza, odio, amargura y todas aquellas emociones derivadas de la situación que provocaría el tener que desprendernos de nuestras pertenencias por el motivo que sea.

El apego ha provocado grandes guerras, muertes inocentes, sufrimiento, discusiones, separaciones, por apego se han cometido los más crueles y terribles actos.

Hay veces que el apego aparece con tanta fuerza que nos sofoca con sus grandes tentáculos a modo de cadenas, y nos priva del disfrute natural y sencillo que supone llevar una vida en la que seamos capaces de dejar que los acontecimientos ocurran sin oponernos, ni ofrecer resistencia, sino buscando maneras y alternativas eficaces para superar los obstáculos que vayan apareciendo en nuestro camino.

Si nos dedicamos en cuerpo y alma a proteger todo aquello que lleva el pronombre "mi " delante, nos perderemos experiencias y situaciones que nos ayudaran a crecer y a conservar lo más valioso que hay en la vida "la felicidad"

No es más feliz el que más posee, sino el que tiene lo que necesita para poder enfrentarse a la vida y sacarle el disfrute.

Hacer cosas sin esperar nada a cambio, es mas que una virtud, una forma inteligente de vivir la vida, La satisfacción de saber que lo que estamos haciendo es lo correcto, nos debería bastar.

Todo en el universo  ocurre a su ritmo, cada cosa posee un ritmo intrínseco. Respetar estos ritmos y fluir con ellos es aprender a vivir la vida aprovechando cada matiz, cada detalle por sencillo que sea,  en armonía y en paz. Aprovechando cada experiencia para crecer y aprender con ella.

A veces nos apegamos a cosas que no son indispensables para nuestra felicidad, cosas que necesitamos en su momento y que después quedan en el olvido y caen en desuso porque ya cumplieron su función. Sin embargo nos cuesta desprendernos de ellas por el sentimiento de apego y propiedad que nos une.
Con las personas pasa igual, comparten un trozo del camino con nosotros por alguna razón, y cada una de las personas que está con nosotros tiene su razón de ser y existir a nuestro lado en un momento determinado de nuestras vidas, algunas nos acompañaran siempre, y otras marcharán lejos en busca de su identidad y de su propio destino.
Comprender que la presencia, o la cercanía no es lo que une a las personas, sino las experiencias vividas, el cariño, el amor que se comparte, es lo que de verdad nos une para siempre estemos donde estemos, forma parte de nuestro aprendizaje hacía la libertad.

Sentir apego es normal y expresa a parte de nuestro deseo de propiedad, el cariño que sentimos hacia las cosas y las personas, pero es un cariño engañoso, velado por el ego, ya que el cariño autentico y verdadero es el que da libertad para que cada persona y cada cosa en el universo encuentre su propio camino y cumpla con su verdadera misión.



viernes, 11 de noviembre de 2011

DECRETA BIEN PARA VIVIR BIEN





Ya he hablado anteriormente de lo que es un decreto, y ahora quiero profundizar un poquito mas en el arte de saber decretar correctamente.
A menudo invertimos nuestro tiempo y nuestra energía en cosas que no nos hacen verdaderamente felices.
Ser realista no significa ser pesimista o negativo todo el rato.
Ser realista es algo mucho más complicado.
Cuando nos fijamos en las cosas que ocurren a nuestro alrededor, tenemos siempre dos opciones a valorar:

Una de ellas nos muestra la cara oscura de la vida, y se halla impregnada de todos los matices odiosos, y terribles que nos hacen sentir mal. Estas sobresalen con mayor intensidad, porque nos muestran aquellos aspectos que sabemos que no queremos ni deseamos para nosotros, ni para los demás.

La otra nos muestra la cara amable, y se haya impregnada de todos los matices maravillosos y estupendos que nos hacen sentir bien. Por lo general sobresalen menos, ya que nos muestran aquellos aspectos que deseamos, pero que con frecuencia no somos tan capaces de reconocer, porque estamos más atentos a lo que no nos gusta que a lo que si que nos gusta.

Pensemos en una hecho de nuestra vida que nos preocupa, o en una persona con la que no nos llevamos demasiado bien.
¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza?
Probablemente sean aspectos desagradables, tipo:
"Estoy agobiado en el trabajo, porque todo me lo cargo yo,"
"Esta persona es una antipática nunca me dice algo amable, siempre me mira mal."
"Mis hijos son unos desastrados, todo lo dejan tirado y no me ayudan en nada".
"Estoy fatal, me duele todo el cuerpo."

Si, es posible que tengas razón y de hecho seguro que la tienes.
Pero junto a eso conviven otra serie de aspectos, que quedan ocultos, porque nos fijamos más en lo que no deseamos, que en lo que nos gusta  y que seguro, que por pequeños que sean están ahí.
A lo mejor estoy de verdad agobiado en el trabajo, pero sino trabajara seria peor.
A  lo mejor estoy teniendo demasiada carga en el trabajo, pero tal vez, no he pensado en una manera de aliviarla y mejorar la situación porque estoy demasiado ocupado en quejarme.
A lo mejor, mis hijos son desastrados, pero tal vez nunca les he dado la oportunidad de que sean aseados porque acabo siempre ordenando yo sus cosas, porque me pone nerviosa ver su habitación llena de trastos.
A lo mejor mis hijos son desastrados, pero en muchas ocasiones colaboran y me dan grandes satisfacciones y como eso no me preocupa, no reparo en ellas.

Normalmente pasa que cuando algo no nos gusta nuestro deseo es cambiarlo.
Ponemos un montón de energía en llevar a cabo ese propósito y a menudo las cosas no salen como esperábamos.
¿Os habéis planteado que tal vez es el método el que falla y no las personas o las circunstancias?  

Cuando nos fijamos en lo que no nos gusta, hablamos constantemente de ello, nos quejamos, lo pensamos.. no nos lo podemos quitar de la cabeza y estamos alimentando esa parte de la realidad, le estamos dando vida y fuerza y por tanto estamos continuamente fracasando en el logro de nuestro objetivo de  que eso desaparezca
Estamos decretando fatal.


Es una batalla inútil y agotadora.
La Biblia decía: "no os resistáis al mal", muchas filosofías y tradiciones religiosas también lo promulgan," no luchéis contra el mal", al hacerlo lo llamáis, le dais vida, lo hacéis crecer.

Lo primero que hay que hacer para cambiar una situación o un aspecto de la relación con una persona que no nos gusta, es reflexionar y averiguar que es lo que de verdad queremos conseguir, que es lo que deseamos que ocurra en nuestra vida y como queremos que sea.
Saber lo que queremos es el primer paso.
Después debemos analizar la situación y tratar de descubrir si hay algún indicio, algún detalle por pequeño que sea que concuerda con nuestro objetivo, descubrir la semilla por pequeñita que sea del bien en esa situación o entre esa persona y yo.
Y por último pon  toda tu  atención ahí.
Hablar de ello, comentarlo tantas veces como  podamos, igual que hacíamos a la contra,  pensar constantemente en ello y sustituir la queja por una agradecimiento continuo.
Estamos decretando bien.


Si somos pacientes y constantes, igual que hacíamos a la inversa, nos daremos cuenta de  como las cosas van girando.
Esa semilla que contiene el bien que nos interesa, irá creciendo, aumentando, cobrando vida, ya que la estamos alimentando y la parte oscura se ira marchitando, muriendo, por falta de atención.

En vez de luchar contra el mal, habremos conquistado el bien, que a fin de cuentas es lo que nos interesaba, y nuestra energía y nuestro tiempo habrán valido la pena.

Puedes aplicar esto a cualquier área de tu vida.
En el trabajo, en las relaciones, la política, la economía, la enfermedad, los sentimientos... no importa, siempre funciona igual.
Aquello que alimentas con el pensamiento crece, y el universo no distingue entre lo que es bueno o malo para ti. No es una cuestión de suerte, de castigo divino o de recompensa merecida, es una cuestión de energía.
Si quieres estar sano, habla de salud, piensa con salud, comparte tu vida con  gente sana y si hay alguien enfermo a tu alrededor, alimenta su salud  hablando  con ella de ello, pensando en ella desde la salud, hazte un favor a ella y a ti.
Si quieres que la política de tú país cambie, céntrate en las cosas buenas, que las hay, por insignificantes que sean, habla de ellas, decreta bien, agradece que están ahí y dales fuerza, pon todo tu empeño en ello, igual que lo haces, cuando decretas mal.
No es negar la realidad, es concentrar tu mente en lo que vale la pena

La alabanza construye, la queja destruye
Lucha por lo que quieres pero elige bien las armas
No vayas a una manifestación contra la guerra, ve a una manifestación a favor de la paz, como decía Teresa de Calcuta

No le digas a tus hijos, tus amigos, tus padres, pareja, profesores... lo que no te gusta de ellos diles lo que te gusta y hazlo crecer.

Mantén la calma y la serenidad mientras las cosas cambian, dedícate a ser comprensivo y tolerante con los demás y estarás siendo comprensivo y tolerante contigo mismo.

Deja que la mente del que decreta bien gane y olvida los decretos de los que lo hacen mal, no les hagas caso.

No pierdas el tiempo en conversar sobre lo negativo,  que tu discurso valga la pena y sirva para solucionar las cosas.

Si no vas a mejorar las cosas con lo que dices, mejor es que calles y sigas adelante, hasta que las nubes pasen.

Un decreto es malo, no solo porque sea negativo, sino porque no funciona, porque no te hace conseguir lo que deseas.
Un decreto es bueno porque funciona, te hace llegar a la meta deseada y sobre todo, porque hace que nos sintamos bien.

No somos culpables de lo que ocurre en nuestras vidas, pero si que somos responsables, porque somos libres de decidir la actitud con la que nos enfrentamos a ellas.


.
.



jueves, 10 de noviembre de 2011

FLORES DE BACH PARA EL SUEÑO




Cuando padecemos de trastornos del sueño, es importante averiguar la causa que lo esta provocando y solucionarlo de raíz.
Las flores de Bach actúan de una manera eficaz siempre y cuando seamos conscientes primero de cual es el estado o estados emocionales que están provocando este desajuste.
Hay que respetar los ritmos biológicos del cuerpo y no alterarlos para que el sueño se produzca de una manera sana y natural.
Mucha gente cambia la noche por el día sin darse cuenta. Dormir por el día no es recomendable  y mucho más si por la noche no se puede dormir. 
Regular estos horarios es el primer paso.
La alimentación es otro factor a tener en cuenta.
Es recomendable irse a la cama con el estomago relajado, después de haber hecho la digestión. Consumir alimentos que no sobrecarguen al sistema digestivo, que sean fáciles de digerir, y  que no contengan excitantes.
Ejercicio durante el día, realizar un trabajo, llegar a la cama cansados es importante también.

Disponemos de varios remedios para trabajar estos estados que provocan la alteración del sueño:

White Chesnut:
Es un estado en el que nos encontramos rumiando ideas que no podemos quitarnos de la cabeza, a pesar de que no deseamos pensar en ellas. Es la sensación de disco rallado. Damos vueltas y más vueltas al asunto igual que damos vueltas y más vueltas en la cama por la noche. Esta flor ayudara a apaciguar y calmar la mente.

Verbain:
Aquí el problema es que estamos entusiasmados con acontecimientos de nuestra vida, ya sea una idea, un proyecto, un evento, el trabajo... lo cual nos produce mucha tensión a nivel mental y corporal.
Es típico decir: "Tengo ganas de que llegue mañana para..." y tampoco podemos evitar pensar continuamente en ellos aunque la sensación es distinta ya que nos gusta pensar en ello.

Agrimony:
Es un estado de inquietud, caracterizado por evasión constante de los problemas y preocupaciones a los que no queremos enfrentarnos. Buscamos un montón de quehaceres para no pararnos a pensar y reflexionar.
Son personas con movimiento corporal constante, incluso cuando están sentadas mueven las piernas o las manos.Se pone de manifiesto su buen humor y simpatía a pesar de las dificultades.

Impatiens:
Tenemos prisa porque sucedan las cosas y no nos dejamos fluir por la vida. Aún no hemos terminado una cosa ya queremos empezar otra. Esto produce inquietud, ansiedad y a la hora de conciliar el sueño ocurre lo mismo. Se caracteriza este estado porque deseamos todo¡ ya!, al momento, nos falta la paciencia suficiente para dejar que las cosas ocurran en el tiempo que le corresponde. Esta situación nos vuelve irritables. Muchos dolores se calman con la toma de esta flor, ya que la tensión produce dolor. El dolor es una señal de alarma, un aviso, cuyo mensaje es¡PARA! ¡NO SIGAS! ¡DETENTE!. Si tienes prisa por dormir, o por que llegue el día siguiente esta es tu flor.

Mimulus, Rock Rose, Aspen, Red Chesnut
Son flores que trabajan los miedos, los miedos tampoco nos dejan dormir.
El miedo es un estado que produce mucha ansiedad, hay que analizar que tipo de miedo es para elegir bién el remedio.
Estas flores están descritas con detalle en el apartado de flores de Bach.
Mimulus: Cuando el miedo es a algo que conozco.
Aspen: si me invaden presentimientos que me atemorizan y que no puedo explicar.
Rock Rose: Cuando siento Pánico, terror nocturno.
Red  Chesnut: Si me preocupo por personas queridas a las que temo que les ocurran cosas desagradables.

Sweet Chesnut:
Es para cuando estamos viviendo una situación de angustia y sufrimiento profundo. Etapas de la vida que nos tocan vivir y que nos dejan desesperanzados,aniquilados por completo. Este remedio endulzara nuestra vida y nos mostrara la luz al final del túnel. 

Walnut:
En todos aquellos momentos en los que nos encontramos viviendo procesos de cambios. Una enfermedad larga o súbita, una separación,un cambio de residencia, de trabajo, la muerte o el alejamiento de un ser querido, e incluso un cambio hormonal, de estilo de vida, de alimentación, de forma de pensar...

Honeysuckle:
La nostalgia es otro estado que puede estar favoreciendo un sueño inestable. El recordar acontecimientos de nuestra vida que ya no volverán, seres queridos, días fantásticos.

Clematis:
Es un gran regulador del sueño. En el estado Clematis estamos desconectados de la realidad, vivimos en un mundo de ensoñación que no nos permite conectarnos con el aquí y ahora. Aunque en principio son personas que parecen dormir mucho esto les puede acarrear una alteración que le impida dormir en el momento adecuado.

Hay que tener en cuenta que no todo el mundo necesita las mismas horas de sueño y que el cuerpo es muy sabio. si dormimos poco pero es un sueño de calidad tal vez sea suficiente por lo que no debemos obsesionarnos con querer dormir más.
Regular las horas del sueño es una tarea nuestra también. Observar nuestros Hábitos y corregirlos nos puede ayudar mucho. 
Acostarse muy tarde puede confundir al organismo. Hay que hacer caso al cuerpo y marcharse a dormir cuando nos lo pide. No podemos obligarlo a llevar una rutina inadecuada.

Se puede elegir un solo remedio o varios a la vez.
En un bote de tratamiento, lo llenaremos  de agua y añadiremos dos gotas de los remedios elegidos, con unas cuantas gotas de brandy de buena calidad como conservante.
De este preparado tomaremos 4 gotas, 4 veces al día, siendo una toma nada más levantarnos y otra al acostarnos. Si nos despertamos o no podemos conciliar el sueño tomar mas veces, espaciando las tomas de 10 a 15 minutos hasta obtener el resultado deseado. 


















EXCESO DE INTIMIDAD





El otro día hablando con una amiga, estuvimos comentado algunas situaciones molestas que se dan en las parejas cuando el tiempo empieza a hacer mella en la relación.
Y es que , a parte de consolidar los sentimientos, el tiempo no pasa en balde para nadie.
Al principio cuando dos personas se gustan y empiezan a salir o vivir juntas todo es maravilloso. Nos sentimos pletóricos, enamorados, entusiasmados y mostramos lo mejor de nosotros ocultando a toda costa nuestros defectos para no estropear la magia del momento ni ahuyentar a la persona con la que hemos decidido compartir nuestras vidas.
El respeto es el ingrediente principal, sumado a nuestro afán de agradar al otro, lo que da lugar a una admiración mutua que hace crecer el deseo de continuar hacia adelante.

Pero llega un momento, que la situación cambia.
Cuando estamos seguros de que esa persona nos quiere de verdad, ya no necesitamos mostrarnos tan complacientes y empiezan a surgir los roces derivados de lo que yo llamo
 "Un exceso de intimidad"

Es curioso que si nos paramos a pensar y reflexionar un momento, somos capaces de darnos cuenta que tratamos mejor a un desconocido, un amigo o amiga, que a la persona que vive con nosotros en la misma casa.
Aunque en este artículo me refiero a la pareja, es extensible a una madre, un padre, abuela, tía, hermano, hermana... la persona o personas que comparten con nosotros el mismo techo.

Pero volvamos a la pareja
Una vez nuestra relación esta asegurada, mas o menos, nos vamos soltando la coleta.
Ya no somos tan pacientes ni simpáticos, como antes. Las cosas que nos molestan, y que antes dejábamos pasar, ahora se nos antojan un mundo y no reprimimos nuestro disgusto ante ellas. Dejamos de ser tolerantes
Creemos que nuestra pareja, debe estar contenta siempre para nosotros y que tendría que acompañarnos y apoyarnos en todo lo que hacemos. Ya que nos hemos entregado a ella y ella a nosotros
Se va traspasando poco a poco una delgada línea fronteriza que separa nuestra individualidad de la de la otra persona, y empezamos a invadir el espacio íntimo del otro. Ese que nos permite ser libres y actuar conforme a nuestra verdadera manera de ser.
Al hacerlo no sólo estamos esclavizando a la otra persona sino que estamos convirtiéndonos también nosotros en su esclavo.

Para que una relación funcione debemos respetar el espacio vital de la otra persona.
Debemos aprender a tratarla como si de un desconocido se tratara pero con la complicidad del enamorado que rinde su corazón a la persona amada.

No debemos dar nada por sentado, ni crear obligaciones entre los dos. La libertad que tiene que ser mutua, ha de estar presente en cada momento. La fidelidad no tiene nada que ver con la esclavitud y ser fiel depende en gran medida del grado de libertad que la relación proporcione.
Fidelidad hacia uno mismo y hacía el otro, en toda su dimensión humana.
Para ser fiel a otra persona se ha de empezar por ser fiel a uno mismo.

La intimidad es un espacio reservado que sólo se debe compartir desde la libertad de hacer en cada momento lo que nos hace de verdad felices. Si por el deseo de agradar a otra persona dejamos de hacer cosas que son importantes para nosotros, al final nos pasara factura, y la relación se estancará.
El deseo de agradar, debe ir acompañado de un sentimiento de felicidad absoluta. Hagamos lo que hagamos, siempre y cuando se haga en armonía con los demás y el universo, tiene que resultar  gratificante.
Y si resulta agradable también para los demás aún mejor.

La felicidad llega de dentro y va hacía afuera. No se puede hacer feliz al otro si por dentro estamos mal.
Tampoco es justo esperar que los demás nos hagan felices, es una carga demasiado pesada.
La verdadera felicidad es un estado interior, no depende de las personas que nos rodean ni de las cosas que ocurren a nuestro alrededor, depende de uno mismo.






martes, 8 de noviembre de 2011

REMEDIO RESCATE


El remedio Rescate de las Flores de Bach, es un preparado que contiene 5 flores del sistema Bach,  y que se usa en casos de emergencia, trauma o crisis

Composición:
-Star of Bethlehem: Para el trauma
-Rock Rose: emergencia, pánico
-Clematis: desmayo, perdida de conciencía
-Cherry Plum: para el descontrol
-Impatiens: Para el estrés, la ansiedad, la impaciencia.

La crema también lleva:
-Crab Apple: Acción limpiadora y depurativa

Recomendado:
- Cuando vamos a coger un avión y nos da miedo
-Si vamos a hablar en público y estamos nerviosos
- En un accidente.( para el accidentado y si es muy grave para las personas allegadas)
-Una noticia terrible, que nos deja descolocados
-A los niños, cuando se caen, se hacen daño, o tienen pánico ante algo
-una contractura repentina, o un dolor súbito (Aplicado en la zona)
-un ataque de ansiedad
-Pérdida de control
-Un examen
- En el parto, ayuda con las contracciones
-Para enfermos terminales y sus familiares
-Para situaciones de abandono del alcohol o sedantes para sobrellevar el síndrome de abstinencia
-Para tratamientos odontológicos, antes de una extracción dental o después
-Se le puede administrar a los animales
- Y en todas las situaciones en las que aparece pánico, terror, ansiedad, descontrol....  golpes, caídas, desmayos... como medida de emergencia.

Se puede tomar directamente de la botella, a razón de 4 gotas bajo la lengua, y a intervalos de 10 minutos si hace falta, hasta conseguir el efecto deseado.
También se puede poner 4 gotas en un vaso de agua y tomar a pequeños sorbos, cada vez.
Localmente se aplica mojando una compresa en el agua del vaso o dejando caer directamente del bote con el cuentagotas el remedio  en la zona a tratar.
Se presenta también  en forma de spray y de crema con lo que su aplicación local  es más cómoda.

Es conveniente tener un a botella a mano, en casa o en el bolso, como medida de primeros auxilios.
Resulta muy efectivo y es inofensivo. No tiene efectos secundarios ni contra indicaciones. Se puede tomar junto a otros medicamentos.
No hay peligro de intoxicación y es tolerado por los niños, ancianos, embarazadas..

No sustituye un tratamiento de fondo, ya que es un tratamiento de choque.
Para tratamiento de fondo habría que analizar el problema y preparar una botella con las flores necesarias, de manera personalizada.

MOLKOSAN

El Molkosan:

Es el suero de la leche o ácido láctico y viene envasado en su forma líquida en una botella de cristal de color ámbar.
Se usa tanto para afecciones internas como externas.
Es un limpiador y un antibacteriano muy potente.

Para su uso externo, esta indicado en problemas de la piel como los hongos, heridas, ulceras, acné.
Se puede aplicar directamente o diluido con un poco de agua, en spray o con una compresa. Es importante bañar bien la zona y aplicarlo varias veces al día.
Si hay hongos es recomendable usar conjuntamente una gotitta  de  aceite de árbol de té.

Usado internamente es bueno para problemas intestinales.
En casos de gastroenteritis, infección de estómago, y empachos, o por ingerir comida en mal estado.. Se vierte una cucharadita de Molkosan en un vaso de agua y se bebe a sorbos, poco a poco, varias veces al día, cuantas veces se quiera, en caso de diarrea ayuda a no deshidratarse.

También se usa cuando hay infección de garganta, aftas, anginas, llagas... realizando enjuagues y gárgaras.
Se puede así mismo pincelar la lengua con un algodón para eliminar la suciedad producida por la infección.

Es recomendable tenerlo siempre a mano, ya que dura mucho tiempo y se conserva muy bien.

Se le puede administrar a los animales cuando tienen nauseas y vómitos y para curarles heridas que supuran.

Se puede usar como aliño en ensaladas en vez del vinagre.




lunes, 7 de noviembre de 2011

FLORES DE BACH PARA EL CANSANCIO





¿Quién no se siente cansado alguna vez en alguna etapa de su vida?
El cansancio es habitual y muy común en la sociedad en la que vivimos, de hecho muchos no nos damos cuenta hasta que paramos o detectamos que esta situación empieza a pasarnos factura.

Existen dos tipos de cansancio, a nivel general, el físico y el psicológico. Aunque al final los dos se dan la mano, resultando a veces complicado diferenciarlos.

El Cansancio físico, que proviene de la realización del trabajo cotidiano y que se soluciona con un sueño reparador y una alimentación equilibrada es el normal y ese no nos debe preocupar.
Normalmente al día siguiente nos volvemos a sentir como nuevos y es natural por tanto sentirnos cansados cuando hemos estado realizando nuestras tareas habituales de un modo correcto.

Pero cuando el cansancio se acumula día tras día y no se resuelve con el sueño o el descanso apropiado hay que tratar de averiguar la causa.
Puede ser que estemos realizando tareas en exceso, que sobrepasan el límite de nuestras capacidades.
Puede ser producido por una bajada de defensas o a consecuencia de una enfermedad.
En estos casos el organismo se encuentra agotado y la energía esta disminuida de tal manera que necesitamos un aporte extra.

En estos casos contamos con la ayuda de dos posibles flores de Bach:

-Olive: es para cuando existe un agotamiento físico producido por este exceso de trabajo y  después de una larga enfermedad que ha dejado a nuestro organismo sin reservas de energía

-Centaury: La persona se encuentra débil, y se acompaña de un estado de ánimo bajo, en el que llama la atención que esta dispuesta a complacer los requerimientos de los demás sin poner pegas. Se hayan en un estado de sumisión y la debilidad física acompaña a un estado de debilidad psicológica.
Esta es una flor que me encanta porque Bach la utilizaba con frecuencia en estos casos y sin embargo no se la considera demasiado.
Centaury ayuda al paciente a sobreponerse, a enfrentarse, a luchar, a  situarse por encima de... proporcionando energía y vitalidad. Por eso es importante analizar con detalle la situación para averiguar si es aconsejable el uso de esta flor, aunque Bach también decía que cuando dudáramos entre varias flores podíamos poner las dos.

El cansancio de tipo psicológico obedece a factores muy diferentes:
Es producido por situaciones de estrés, y va más unido al estado emocional.
En este caso contamos con otro grupo de flores a tener en cuenta:

-Elm:  Esta indicada en las situaciones donde nos enfrentamos a una cantidad tal de responsabilidades que nos sentimos agobiados, por no poder atender a todas. Más que cansancio es agobio, porque la situación nos supera y tenemos la sensación de que no vamos a ser capaces de cumplir con nuestras obligaciones.

Wild  Rose: Es un estado de apatía que se deriva de una falta de motivación. No nos sentimos con ganas de enfrentarnos a la vida y nos dejamos llevar por las situaciones a pesar de que no nos producen satisfacción.

-Horbeam: Es un estado de pereza, producido por la sensación de que necesitamos fortalecer nuestro cuerpo y nuestra mente para poder realizar las actividades del día, sin embargo, somos capaces de llevarlas a cabo sin ningún problema, una vez que nos ponemos manos a la obra. Es el cansancio antes de..

Larch: Es un estado de baja autoestima. La persona se siente incapaz por falta de confianza en si mismo. se siente inferior y abandona, lo cual puede llevarle a un estado de apatía también que se puede traducir en cansancio.

-Verbain: Es un estado de entusiasmo tal que lleva  a la persona a excederse en sus tareas, produciendo tensión y fatiga. En el estado Verbain la persona es cabezota y no ceja en el intento hasta conseguir su propósito. No se rinden facilmente.

Cuando el cansancio es producido por falta de descanso y falta  de sueño, habría que analizar cuál es el estado que nos impide dormir correctamente y nos mantiene en vela:
Si hay exceso de preocupaciones, por ejemplo, y no nos las podemos quitar de la cabeza White Chestnut  sería la flor adecuada.
Pero entonces estaríamos adentrándonos  en otro terreno.

Esto tan sólo es un apunte y una referencia a tener en cuenta a la hora de considerar flores para este estado, pero lo prioritario es observar el estado mental que más llama la atención de la persona, para elegir la flor más adecuada. En caso necesario, es oportuno trabajar con varias flores a la vez.


LA SALUD, UNA CUESTION EMOCIONAL





La salud es la capacidad que tiene el organismo para protegerse y  enfrentarse a los agentes agresores que vienen del medio externo, o del medio interno.
Cuando esta capacidad  esta en su estado óptimo, podemos decir que gozamos de un excelente estado de salud..
La salud esta íntimamente  relacionada con nuestro sistema de defensas, o sistema inmunitario.
Pero el sistema inmunitario no solo depende del cuerpo físico sino que también depende de las emociones.

Cultivar el cuerpo proporcionándole los cuidados básicos y necesarios como una buena alimentación, ejercicio moderado, y un mantenimiento de limpieza tanto a nivel externo como interno, a través de un sueño reparador y una correcta evacuación de los residuos, es fundamental para lograr una buena salud.
Pero tan importante como esto es cultivar las emociones procurando mantenerlas en un equilibrio adecuado.

No solo estamos expuestos a los agentes externos, como los virus, las bacterias, el frío, el calor y los accidentes, los cuales pueden dañar nuestro organismo seriamente, sino que estamos expuestos a acontecimientos diversos que ocurren en nuestra vida  y que afectan  a  nuestro estado emocional.
Las reacciones al medio, como la rabia, la tristeza, los celos, la ansiedad, el estrés... causan una disminución de defensas importantes que nos hacen ser más vulnerables a cualquier enfermedad.
Es importante mantener la calma, y ser mas respetuosos con nosotros mismos y con los demás para que nuestro sistema emocional no resulte afectado.

Una baja autoestima, puede traducirse a nivel corporal como una bajada de energía dando lugar a situaciones muy diversas que tienen que ver con ese patrón de bajada energético.
Tener gripes recurrentes, alergias, cansancio, falta de tono muscular... serían respuestas del organismo probables debido a esa situación.

El estrés, por otra parte, la rabia o el exceso de entusiasmo, podrían traducirse como tensión, dando lugar a contracturas, dolores de tipo inflamatorio, insomnio, hiperactividad...

Cuando nos sentimos felices manteniendo en equilibrio nuestras emociones el sistema inmunitario lo agradece y su tarea es mas fácil  ya que colaboramos con él apoyando su trabajo.

La medicina China analiza cada órgano del cuerpo a través de la emoción correspondiente y tiene muy en cuenta esta situación a la hora de diagnosticar y tratar.

El miedo esta ligada a los riñones, de manera , que todas las enfermedades que afectan a la esfera del Riñón tienen que ver con esta emoción en desequilibrio. El miedo puede atacar al Riñón, pero de la misma manera un desorden en el Riñón puede producir un estado de miedo.
Un exceso de alcohol, afecta a la larga al Hígado, y como consecuencia el carácter de la persona se vuelve irascible, agresivo.

La tristeza ataca a Pulmón, la cólera y la rabia al Hígado, las preocupaciones al Bazo, y un exceso de alegría y de emociones fuertes a Corazón.

Antiguamente los médicos de cabecera, daban mucha importancia al estado emocional del paciente y su trato hacía ellos era mucho más afectivo y cercano.
Tan sólo con sus palabras de aliento, muchos pacientes sanaban.
Recetaban tratamientos a la vez que escuchaban al enfermo y le aconsejaban que llevaran una vida más tranquila y armoniosa y les recomendaban aislarse de los problemas y calmar la mente.
Les daban esperanzas y les animaban a seguir adelante a pesar de las dificultades.

Esta práctica hoy en día es mucho más deshumanizada.
Las personas aquejadas de una enfermedad no sólo tienen el organismo debilitado, sino que emocionalmente se hayan muy vulnerables y la información que les de el facultativo es vital.
Una persona puede empeorar o incluso morir solo porque el médico así lo ha confirmado y a la inversa puede sanar si el médico le da la esperanza de que así sera.

Es importante vigilar nuestras emociones y procurar mantener un estado de ánimo alto y adecuado para evitar la enfermedad y para combatirla.









ROCK ROSE





Del grupo del miedo.

Es el miedo en su máxima expresión.
Cuando el paciente se siente aterrorizado. Esta situación bloquea su cuerpo y su mente y es incapaz de reaccionar o tomar decisiones.
Se utiliza también en situaciones de emergencia. En un accidente grave, tanto al que lo sufre, como a los familiares.
Puede darse durante el sueño, en medio o después de una pesadilla. Terror nocturno.
Es una flor muy a tener en cuenta en los niños, como todas las demás del grupo del miedo.
Indicada en fobias graves.
La toma de Rock Rose ayuda a relajar y a enfrentarnos a las situaciones de miedo con una actitud de calma y serenidad.

domingo, 6 de noviembre de 2011

LOS DECRETOS FUNCIONAN

-Que es un decreto en metafísica?

Un decreto en metafísica, es todo aquello que aparece en nuestro pensamiento y que  solemos expresar con palabras, en voz alta o baja.

Analicemos este decreto:.

"Me van a suspender el examen"

Cuando yo expreso que me van a suspender el examen es  porque tengo razones suficientes y porque creo que va a ser así,  que es lo peor, en este caso, porque la creencia, es la que le da fuerza al decreto.
El decreto se alimenta de la fe y  de la intensidad de la emoción que lo provoca.

Esta frase va a acompañada de una cierta forma de pensar y de una actitud.

Una cierta forma de pensar incluye:
-que no tengo seguridad en mi misma
-que me siento desesperanzada
-que no he estudiado bastante
-que no me siento preparada
-que me resulta difícil estudiar la materia
-que no tengo tiempo suficiente para estudiar...

y al decir:
" Me van a suspender el examen"
he decidido que todos esos puntos en contra no los puedo  resolver ni  gestionar y que me atengo a las consecuencias y me conformo con el suspenso, cerrando las puertas al aprobado.
Ni siquiera estoy aceptando que un golpe de suerte, pueda llamar a mi puerta.

Es más  aparecerán una serie de circunstancias afines a ese pensamiento como:
-una tarea que no puedes posponer y que te quita tiempo para estudiar,
-los propios nervios y miedos bloquearan tu mente y el estudio te resultara difícil y tedioso,
-alguien te llamará para pedirte un favor,
-te entrara sueño
-te sentirás cansada, por el desanimo...

Y seguramente las preguntas del examen te resultarán muy difíciles, porque eso es justo lo que esperabas y  podrás decir:
"Ves te lo dije" o "yo ya lo sabía".

Cuando una cosa se  piensa  con tanta fuerza, y con tanta pasión,  creyendo que va a ocurrir , es seguro que ocurrirá, porque nadie, ni siquiera el universo, te va a quitar la razón.
A menos que una mente más poderosa que la tuya, de un familiar , una amiga, un ser querido, decrete lo contrario, siempre y cuando tu creas ciegamente en ella. o que tú mismo no te creas lo que dices, porque en el fondo crees en la posibilidad de que ocurra lo contrario.

Ahora analicemos el mismo decreto dicho de otra manera, a pesar de las circunstancias que van en contra..

" El examen me va a salir genial!

Inmediatamente  voy a empezar a gestionar todos los contras.
A pesar de las dificultades, buscare maneras de solucionarlo.

Lo primero que cambia en mi mente es la actitud de no puedo por soy capaz de hacerlo.
Empiezo a recobrar seguridad en mi misma y me doy cuenta de que:
-Al enfrentarme a la materia me doy cuenta de que no es tan complicada y  soy mas capaz de entender lo que leo.
-Encuentro tiempo para dedicarle al estudio, porque lo saco de donde sea, ya que he decidido que voy a aprobar y eso se convierte en mi prioridad.

Y además el factor suerte me va a acompañar ya que mi energía y esto es lo más importante, mi energía positiva y que vibra en una frecuencia alta, limpia, blanca, va a atraer la misma energía a mi alrededor, abriendo la puerta a eso que llamamos "suerte" y que tan sólo es una consecuencia de una actitud y una forma de pensar correcta, acorde a nuestros verdaderos deseos.

Quizás nos sorprenda alguien dispuesto a explicarnos  la materia. quizás alguien realice otras tareas que me impedían dedicar todo mi tiempo al estudio, quizás la profesora o el profesor aplace el examen, o quizás las preguntas del examen sean fáciles o exactamente correspondan a la única materia que me había estudiado.
y añade todos los quizás que quieras, porque te aseguro que el universo, la energía de nuestro alrededor se aunara con la tuya provocando todo este cumulo de circunstancias favorables, para que el decreto, tu decreto se cumpla y todo esto lo habrás decidido tú.

Los decretos no funcionan si no creemos en ellos.
Todos hemos comprobado la fuerza de un decreto, en nuestras vidas.
Es algo que ocurre todos los días, pero no somos conscientes de ello.
No nos hemos parado a analizar el por qué de las cosas ni del funcionamiento de nuestro pensamiento.
Los decretos negativos, y digo negativos no porque sean malos, sino porque van en contra de nuestros deseos, son los más comunes, los más usados y los que más se cumplen ya que los llamamos nosotros.

A estas alturas habrás comprobado que los decretos funcionan.
Lo malo es como y el que  que decretamos.

Nos es más fácil pensar en negativo, que en positivo, y la verdad es que cuesta lo mismo, aunque no nos damos cuenta.
Pensar en negativo es más fácil porque nos invade el miedo, vivimos en un mundo en que sobresale lo negativo más que lo positivo.

Las noticias son deprimentes, se resalta siempre lo malo.
De pequeños nos han señalado más los defectos que las virtudes.
En el afán de educar de las personas que nos rodeaban nos han mostrado siempre los fallos y errores más que los logros.
Nos castigamos a nosotros mismos cuando nos sentimos culpables.
Es como si las cosas que no nos gustan nos llamaran más la atención y al fijarnos en ellas le damos fuerza.

Es el miedo, la falta de seguridad en nosotros mismos, la debilidad, la falta de coraje, de empuje, de fe en que nuestros más  bellos  deseos se pueden cumplir, lo que hace que pensemos de esa cierta manera equivocada.
Porque la verdad es que nuestros deseos siempre se cumplen, el problema es que no expresamos los que nos gusta sino los que no nos gusta.
Ponemos nuestra energía en lo que no queremos, en vez de ponerla en lo que sí queremos.

Pensar correctamente es fijarnos en lo que nos hace felices y poner toda nuestra energía y atención en ello.

Si no te gusta que tu pareja sea perezosa, no lo alimentes, recordándoselo todos los días una y otra vez,  trata de fijarte en todo aquello que si te gusta de él y díselo y  disfruta.

En el mundo hay cosas que no nos gustan, que nos deprimen, no las alimentes hablando de ellas continuamente, porque le das fuerza para que permanezcan cerca, alimenta las que te gustan, hablando de ellas, pensando en ellas continuamente. Si lo haces con las que no te gustan, cambia y hazlo con las que si te gustan.
Te sentirás mejor, no lo dudes, y cambiaras tu energía. la tuya y la de tu alrededor.

Haz una dieta mental, no dejes entrar en tu mente pensamientos oscuros, alimenta tu mente solo de pensamientos buenos, limpios... y deja que la vida te sonría.
No te preocupes en eliminar los negativos, concéntrate en alimentarte de los positivos y al llenar tu mente de ellos los otros desparecerán por falta de espacio.
No hay que luchar en contra de ellos, hay que hacer crecer los buenos, ahí esta el truco.

Otro truco es sonreìr, tratar siempre de permanecer relajado, en paz, alimentando los buenos sentimientos, porque las emociones positivas dan lugar a pensamientos acordes con ellas, es decir pensamientos correctos, beneficiosos, perfectos y en consonancia con la vida que queremos

Agradecer es otra estrategia. Al agradecer nos concentramos en las cosas que nos gustan, al contrario de la queja que hace que centremos nuestra atención en las cosas que no nos gustan.

Allí donde ponemos la atención, es donde se produce la creación. Para que los pensamientos y los decretos funcionen necesitan que les pongamos atención.

Poner atención es cuidar, alimentar, nutrir, darle fuerza... para que crezca y se desarrolle.
Por tanto concentremos nuestra atención en lo que de verdad nos hace felices.